Leer de manera asidua crea individuos con capacidad para ver más allá de lo que se nos cuenta.

Nos ayuda a tener una opinión propia e independiente, resultado del conocimiento adquirido y de la reflexión.

Leer mejora la capacidad de concentración, la empatía y desarrolla la inteligencia.  ¿Qué más puede pedirse?

Pues bien, además de todo lo anterior, que es muchísimo, leer divierte, despierta la imaginación y nos transporta a un mundo de fantasía que puede desconectarnos incluso de la rutina más tediosa.

Amantes de la lectura… aquí encontraréis historias.