¿Educación Ambiental? 3 maneras de introducirla en el aula

ambiental

(Autora: Alba Bueno)

Educación Ambiental, ¿sí o no?

Para responder a esta pregunta, primero debemos plantearnos qué es la Educación Ambiental. La Educación Ambiental no es otra cosa que la concienciación sobre la responsabilidad del ser humano con el medioambiente. No es difícil, ¿verdad?

A priori, parece que no. Toda la vida, en nuestras casas, nos han enseñado a cerrar el grifo cuando no usamos el agua, a apagar las luces si no estamos en esa estancia, a no tirar cosas al suelo… Pero, ¿es suficiente a día de hoy?

Con la industrialización, el consumo de energías «no limpias» y otro tipo de contaminación, se debe enseñar a los estudiantes a tomar más medidas a favor del medioambiente.

La Educación Ambiental consiste en eso, en enseñarles la responsabilidad que tienen frente a todo lo que está pasando en el planeta y guiarles en el camino para evitar que siga pasando. Porque, al fin y al cabo, los estudiantes de hoy son las personas que van a tener que lidiar con los problemas del futuro.

Recursos para introducir la Educación Ambiental en el aula

Actualmente, la Educación Ambiental no es una asignatura en la educación reglada, aunque tampoco debería constituir solo eso. Debería ser algo que se aborde de manera transversal tanto en los centros como en las casas.

De todas formas, desde el aula, puedes darle una mayor importancia al medioambiente para formar a tu alumnado en esta materia mediante varios recursos. Pero, antes, ¿por qué no pruebas a reflexionar con ellos sobre todo lo que se habla en este vídeo sacado de los recursos digitales de los libros de Biología y Geología de AEON?

Educación ambiental a partir del sentido crítico

Es evidente que una de las cosas que los educadores quieren para sus estudiantes es que desarrollen un buen sentido crítico ante la vida en general. Esto mismo, puede ser un buen método para trabajar la Educación Ambiental. Propónles situaciones en las que ellos puedan decir si se está respetando el medioambiente o no, y hazles reflexionar sobre si alguna vez han hecho algo parecido sin darse cuenta o si creen que hay alguna alternativa o solución a esta circunstancia.

Desarrollarán su sentido crítico y aprenderán sobre Educación Ambiental.

Aprendizaje por proyectos

Si nos conoces un poco, sabes que creemos firmemente en este tipo de aprendizaje colaborativo. Así que, sí, te aconsejamos que lo uses para aportar a tu alumnado una buena Educación Ambiental.

El aprendizaje por proyectos está basado en la investigación a partir de la aproximación. Uno de los proyectos que puedes plantear es que apunten qué van viendo en su día a día que no les encaje con el cuidado ambiental: tráfico, deforestación, la capa de contaminación que se puede ver encima de Madrid si te alejas hasta la sierra… Cosas sencillas que puedan llevarles a pensar qué estamos haciendo y compartirlas en el aula para crear debate.

Aprendizaje localizado

Con la crisis del COVID-19 (aún latente, por desgracia), no es fácil llevar a cabo este método para enseñarles sobre nada que implique estar al aire libre o moverse entre grandes masas. Pero podéis hacerlo desde el propio centro. Podéis localizar las cosas que no hacen bien otros alumnos y personal del centro para la sostenibilidad del medioambiente e intentar concienciar sobre sus soluciones.

Por ejemplo, creando papeleras de reciclaje en la clase, pegando carteles de «cerrar el grifo» en los baños… Todo lo que se os vaya ocurriendo según vayáis observando. Así, ellos aprenderán que se pueden cambiar las cosas poco a poco y con esfuerzo, y además les habrás enseñado un poco más sobre Educación Ambiental.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que la Educación Ambiental es importante? ¿Crees que debería tratarse desde centros y aulas? ¿Usas alguno de estos recursos para enseñar sobre ella? ¿Nos cuentas alguno más que utilices y nosotros no hayamos relatado en esta publicación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir Whatsapp
1
Tengo una duda respecto a uno de vuestros libros. ¿Podéis ayudarme?