Tendencias educativas para el 2023

tendendicas educativas
En breve comenzaremos un nuevo año y con él nuevas oportunidades para adoptar
modelos educativos que combinen las nuevas tendencias que emergen con las
metodologías más tradicionales.
A continuación, veremos algunas de las tendencias educativas a tener en cuenta para
el próximo año.

1) Aulas colaborativas

Una tendencia cada vez más presente en nuestras aulas y que pretende que la comunicación entre
estudiante y docente no vaya en una sola dirección, sino que los alumnos y las
alumnas se conviertan en una parte activa del proceso de aprendizaje. Deben ser los
protagonistas en el desarrollo de sus competencias y habilidades.
El aprendizaje colaborativo desarrolla su creatividad, fomenta su responsabilidad y
mejora sus relaciones sociales y el trabajo en equipo. La función del docente es,
fundamentalmente, moderadora, lo que implica una gran responsabilidad.
Se trata de un modelo educativo basado en la organización de grupos de trabajo que
deben desarrollar unas tareas en conjunto. Es ideal para la puesta en marcha de
situaciones de aprendizajes, un elemento en común en todas las áreas de la nueva ley
de educación.

2) Integración de la tecnología

La importancia adquirida por la tecnología la hace imprescindible para cambiar la
manera de educar. Su uso en el aula no es tan solo una solución a problemas
relacionados con la presencialidad. Existen numerosos programas y aplicaciones
digitales que permiten una forma de enseñar que motive y capte la atención de los
estudiantes y que, además, ofrezca materiales didácticos alternativos que faciliten
asimismo la puesta en marcha de modelos como el aula invertida o la gamificación.
El uso de la tecnología en el aula por estudiantes de una generación nativa
digitalmente consigue mejorar el desarrollo de sus competencias, a la vez que fomenta
la interacción, aumenta la atención y la participación en el aula.

3) Inteligencia artificial – aprendizaje individualizado

Crear un modelo de aprendizaje más personalizado y flexible es cada vez más
necesario para atender a estudiantes con una gran diversidad. En este sentido, la
inteligencia artificial sirve de apoyo a la labor docente con el fin de crear un contenido
adaptado a cada alumno y alumna y conseguir estudiantes más motivados,
comprometidos con su aprendizaje y con mejores resultados. Otra de las ventajas que
puede ofrecer es la rapidez y eficacia en las evaluaciones.

4) Metaverso y realidad virtual

Y todo lo que acabamos de leer anteriormente es aplicable a través del metaverso y la
realidad virtual. Este término, cada vez más escuchado, se refiere a un mundo digital
que coexiste de forma paralela con el mundo físico y donde se realizan las mismas
tareas que en la vida real a través de un avatar que representa a la persona física.
Aunque es una tecnología que se encuentra en pleno desarrollo y supone un
importante reto para alumnado y profesorado, los expertos aseguran que se trata de
una importante oportunidad para mejorar la enseñanza.
Su aplicación en el ámbito educativo elimina las fronteras del espacio y la distancia
para la interacción entre las personas, permite que los contenidos sean más
inmersivos y lúdicos, así como una aproximación a los mismos que, en un aula
tradicional, sería imposible. 
Según expertos de la Universidad de Stanford, un ejemplo de forma de aplicación de
esta tecnología en el aula sería con cascos de realidad virtual y, personificados como
avatares, un grupo de alumnos se adentraría en el espacio para conocer de cerca el
sistema solar, de la mano de su profesor, para luego realizar una yincana virtual con
pruebas relacionadas con los planetas que acaban de explorar y terminar la clase con
una meditación grupal entre las estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
Tengo una duda respecto a uno de vuestros libros. ¿Podéis ayudarme?