Una educación inclusiva: por la diversidad sexual

educación inclusiva

La educación inclusiva es importante

Imagínate una noticia como la que simulamos a continuación o parecida. Una noticia sobre la falta de educación inclusiva.

La noticia

Hace unos días, un chico y una chica adolescentes, heterosexuales, fueron increpados por jóvenes homosexuales mientras se besaban en un parque de manera poco natural a plena luz del día. Con su actitud desafiante, no aceptaron en ningún momento estar realizando ningún tipo de acto impúdico, provocaron un mayor enfado e incluso la crispación de quienes les llamaron la atención. Estos últimos, ofendidos por lo que consideraron una desfachatez —cómo puede sentirse deseo por alguien de un sexo distinto al tuyo—, acabaron dándoles una terrible paliza causada sin duda por su actitud chulesca.

Las dos personas (recordemos que son heterosexuales), que acabaron en el hospital, interpusieron más tarde una denuncia en el juzgado de guardia por esta grave agresión, según ellos, totalmente injustificada. No obstante, el director del centro —en el que cursan sus estudios tanto los agredidos como los agresores y en el que, evidentemente, no hay una educación inclusiva— e incluso algunos responsables del ayuntamiento de su localidad, salieron en defensa de los agresores. Reconocían, sin embargo, que se habían extralimitado un tanto, pero que nada habría ocurrido de no haberse producido semejante provocación.

Finalmente, para evitar que hechos de este tipo volvieran a reproducirse y en aras de favorecer la convivencia en el centro educativo, se decidió que tanto el chico como la chica heterosexuales cambiaran de instituto y se les invitó, además, a que en el futuro evitaran todas las demostraciones públicas de su afecto. Tenemos la fortuna de vivir en un país libre, pero eso no debe confundirse de ninguna manera con tener carta blanca para exhibirse. También se les propuso otra alternativa: recibir, de manera totalmente gratuita, atención médica que les permitiera superar su enfermedad.

Reflexión sobre la educación inclusiva

La noticia parece surrealista, ¿verdad?. Pues es que no lo parece: es totalmente surrealista. Sin embargo, cada cierto tiempo, y con más frecuencia de la debida, aparece alguna noticia de este calibre en los medios. Lo único que cambia, en este caso, es que quienes reciben los insultos, abusos y las terribles agresiones por razones de orientación sexual son quienes no son heterosexuales. Esta violencia, acompañada casi siempre por altos niveles de crueldad, es sencilla y totalmente inadmisible.

Debemos dejar claro, mediante la educación inclusiva, a la totalidad de nuestro alumnado la aberración de estas situaciones, lo injusto que es condenar a la invisibilidad a un alto porcentaje de la población, con el consiguiente daño moral que se les inflige solo por tener una orientación sexual diferente a la hegemónica en una sociedad heteronormativa llena de prejuicios absurdos. Afortunadamente, las leyes de nuestro país, también las de Educación, son cada vez más inclusivas, lo que permite «salir del armario» cada vez a más personas y ahorrarles un sufrimiento innecesario e injusto.

Ahora bien, no debemos ignorar lo que ocurre fuera. En nuestro país, ocurren muchas agresiones físicas y verbales por estas razones, pero seguro que eres consciente de que podría ser mucho peor, de que «tenemos suerte».

Según Amnistía Internacional, aún existe la pena de muerte para las personas homosexuales en once países y, en setenta (algo más de un tercio de los existentes), es ilegal. Incluso dentro de la Unión Europea, que supuestamente constituye uno de los espacios más tolerantes y respetuosos con los Derechos Humanos del planeta, hay naciones con políticas claramente homófobas, como es el caso de países como Letonia, Lituania, Bulgaria y Hungría. La Unión Europea que defiende tanto la libertad de expresión y la educación inclusiva. Fuera de este espacio político, puede ser aún peor en demasiados países.

La tolerancia es patrimonio de todos. Una nación tolerante es rica. Fomentemos esta riqueza desde las aulas con la educación inclusiva.

educación inclusiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir Whatsapp
1
Tengo una duda respecto a uno de vuestros libros. ¿Podéis ayudarme?