Ventajas del aprendizaje basado en el pensamiento o Thinking-Based Learning (TBL)

aprendizaje

El aprendizaje basado en el pensamiento, Thinking-Based Learning (TBL), es una metodología activa que enseña a los alumnos a pensar, razonar, tomar decisiones y construir su propio aprendizaje. 

El objetivo, además de adquirir los conocimientos de la asignatura, es principalmente el desarrollo de destrezas y habilidades relacionadas con el pensamiento que tan esencial es a lo largo de sus vidas para la toma de decisiones e incluso en la resolución de situaciones cotidianas como decidir si un contenido de internet es fiable o no

CLAVES DEL APRENDIZAJE BASADO EN EL PENSAMIENTO

Esta metodología nace de la mano de Robert Swartz y el Center for Teaching Thinking, una organización fundada por el mismo Swartz para dar a conocer esta forma de aprendizaje.

En el siguiente vídeo, Swartz explica de forma sencilla el TBL, cita ejemplos prácticos y destaca la necesidad de que el docente olvide la enseñanza basada en la memoria y que, en su lugar, trabaje el pensamiento crítico y estructurado entre sus alumnos.

VENTAJAS DEL APRENDIZAJE BASADO EN EL PENSAMIENTO

  1. Fomenta el aprendizaje activo. La educación debe sufrir un profundo cambio en la que las metodologías no se centren solo en un docente proporcionando información. El TBL sitúa al alumno en el centro de su aprendizaje, el propio alumno debe construir su conocimiento, lo que resulta mucho más motivador y eficaz.
  1. Logra un conocimiento más profundo y significativo. Al construir su propio aprendizaje y desarrollarlo mediante diversas técnicas y herramientas, el alumnado asimila e interioriza mejor los conocimientos, los analiza, relaciona con su entorno y consigue una comprensión total.
  1. Flexible e interdisciplinar. Esta metodología puede adaptarse a cualquier asignatura o tema. Puede combinar conceptos de varias materias y, además, puede ajustarse y trabajarse con otras metodologías activas, como el trabajo colaborativo.
  1. Destrezas para toda la vida. Este método garantiza que los alumnos logren ser más creativos a la hora de producir ideas, reflexionar y dialogar, expresar sus puntos de vista y poder hacerlo todo, además, de manera rigurosa. Según Swartz, estas son habilidades que «permanecerán con ellos el resto de sus vidas»:
  • esfuerzo, perseverancia y superación de errores o retos;
  • búsqueda de exactitud, veracidad y precisión;
  • autonomía y capacidad de colaboración;
  • escucha, comprensión y empatía;
  • expresión oral y escrita.

En AEON, creemos firmemente que este tipo de metodología debe ser el camino a seguir en la educación de hoy en día. En nuestros libros encontramos actividades que proponen dinámicas que siguen la tendencia del TBL, como los bloques de aprender a aprender o pensamiento crítico

aprendizaje

¿Te gustaría conocer más los libros AEON?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir Whatsapp
1
Tengo una duda respecto a uno de vuestros libros. ¿Podéis ayudarme?