Aprendizaje colaborativo en el aula

aprendizaje colaborativo

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

El aprendizaje colaborativo busca mejorar la enseñanza a través del trabajo en conjunto. Generalmente, para esta práctica se hacen grupos de dos o más personas en el que, entre todos, solucionan problemas, hacen tareas, aprenden conceptos de interés colectivo, se explican el temario…

Esto les permite formarse a través del trabajo activo. La idea es que todos procesen y sinteticen información y conceptos con actividades prácticas en lugar de aprenderse todo de memoria. Al defender cómo entienden algo, reformular ideas, escuchar otros puntos de vista y tener que argumentar los suyos, el aprendizaje colaborativo hace que los estudiantes tengan una comprensión más completa tanto a nivel individual como grupal.

Ventajas e inconvenientes

Como todo en esta vida, el aprendizaje colaborativo tiene sus más y sus menos. Aunque, evidentemente, hay más ventajas que inconvenientes.

Ventajas del aprendizaje colaborativo

El aprendizaje colaborativo siempre es positivo, pero varía según las circunstancias, así que hay que conocerlo bien antes de aplicarlo. Hay que estructurar y diseñar bien los planes de trabajo para conseguir los objetivos con el alumnado. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Aumenta el desarrollo de comunicación oral, liderazgo, habilidades de pensamiento y autogestión
  • Promueve la interacción docente-estudiante
  • Aumenta la responsabilidad, autoestima y capacidad de retención del alumnado
  • Crea un espacio en el que pueden exponer sus distintos puntos de vista, aumentando así su participación
  • Les prepara para la vida real: situaciones tanto laborales como sociales

Desventajas del aprendizaje colaborativo

La principal desventaja de este método es que no todo el mundo aprende a la misma velocidad. Además, algunos estudiantes pueden ser demasiado introvertidos para la participación en el aula y que no consigan los objetivos propuestos. En este caso, lo mejor sería que estuvieran en un grupo con otros más extrovertidos y que le pongan menos ganas a los estudios, para que se vean animados a intervenir y se ayuden entre todos. Así, las desventajas del aprendizaje colaborativo son:

  • Debe haber alguien a cargo del grupo
  • No todas las personas aprenden a la misma velocidad
  • Algunos grupos pueden presentar dificultades si no tienen las habilidades sociales necesarias

¿Cómo aplicar el aprendizaje colaborativo?

Sin duda, hay muchas formas de aplicar el aprendizaje colaborativo en tu aula. Nosotros te proponemos estas siete:

  1. Organiza grupos de trabajo no muy grandes (entre 2 y 5 personas está bien)
  2. Deja las normas claras
  3. Establece objetivos grupales
  4. Promueve la comunicación abierta
  5. Genera debates
  6. Usa las TIC
  7. Crea herramientas de autoevaluación

Consideraciones para aplicar el aprendizaje colaborativo

Cooperar para aprender y aprender a cooperar. Esto está muy bien, pero hay que tener en consideración ciertas cosas para aplicar esta técnica y obtener buenos resultados:

  • Hay que tener en cuenta las expectativas del alumnado
  • Fijar reglas básicas de contribución y participación
  • Planificar las etapas del trabajo grupal
  • Explicar bien todo a los estudiantes
  • Procurar que cada miembro del equipo asuma responsabilidades
  • Incorporar la autoevaluación o la evaluación grupal para que se den cuenta de lo que aporta cada uno al grupo

Ejemplos de aprendizaje colaborativo

Te traemos tres propuestas muy interesantes para que apliques el aprendizaje colaborativo en tu aula:

  1. El debate simulado
    Los participantes del grupo asumen un rol: a favor o en contra del tema propuesto. Entonces, se sumen en un debate en el que tienen que argumentar y contraargumentar a sus compañeros. Así pueden darse cuenta de las distintas posturas desde las que se puede tratar un asunto e, incluso, tomar conciencia de que en realidad su punto de vista era erróneo.
  2. Pregunta a tu compañero
    Se trata simplemente de pensar en preguntas sobre el temario y crear un pequeño trivial en el que puedan darse cuenta de lo aprendido y aprender los unos de los otros.
  3. La puesta en común
    Es una de las mejores actividades y, algunos estudiantes de mayor edad, ya la usan sin saberlo. Se trata simplemente de comparar apuntes entre compañeros y preguntarse las dudas. Siempre van a entender mejor una explicación de alguien de su edad que de un libro de texto que puede usar en algunos casos un lenguaje más complejo o técnico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
Tengo una duda respecto a uno de vuestros libros. ¿Podéis ayudarme?