La tecnología también está en contra del bullying

Sin duda todos hemos visto miles de artículos bajo los titulares “Valores para evitar el bullying”, “Charlas para prevenir el bullying“, entre otros. Si bien pueden contener información relevante y crucial, ésta ya se ha vuelto bastante cliché y utiliza modelos tradicionales o ya conocidos que no terminan de resolver este problema. Esto se debe a que el entorno escolar, familiar y social en general ha evolucionado radicalmente con el mayor uso de la tecnología. Es más, este último año, con la crisis sanitaria, hemos podido constatar su importancia en nuestras vidas.

El problema yace en que muchos adultos son aprensivos o están mal informados sobre las ventajas que la tecnología puede aportar a problemas como el acoso escolar. En honor al Día Internacional del Bullying, os presentamos una serie de herramientas y aplicaciones tecnológicas útiles para ayudar a combatir este problema.

 

Tecnología contra el acoso

¿Te resultan familiares los términos “Machine Learning”, “IT Asset Management” o “Internet Safety solution”?

Aunque estos términos pueden ser intimidantes, han demostrado ser esenciales para combatir el ciberacoso con mayor eficacia. Estos consisten en técnicas y algoritmos que acceden rápidamente a los datos y aprenden de ellos para tomar decisiones sobre problemas complejos, en otras palabras, son estrategias de detección automatizada basadas en la tecnología.

Por tanto, el uso de estas herramientas tecnológicas puede ser útil para la:

  • La identificación de conflictos en línea que son más difíciles de detectar para los padres y profesores.
  • La intervención temprana y la aplicación de políticas preventivas.

De este modo, se detectarían rápidamente las interacciones o contenidos sospechosos y se alertaría inmediatamente a los responsables y orientadores del centro educativo.

Aplicaciones

Muchos centros educativos, alumnos y padres, ya usan aplicaciones para prevenir y combatir el bullying y el cyberbullying. Aquí te proponemos algunas:

App que combate el acoso escolar, el ciberacoso y otras formas de conflicto. Al descargar la aplicación de forma gratuita, los alumnos pueden alertar a los interlocutores del centro de cualquier tipo de disputa de forma segura, fácil y anónima. Asimismo, al adquirir una licencia, el centro educativo o cualquier otro tipo de centro tendrá acceso a la web de control de b-resol, desde la que podrá monitorizar toda la incidencia.

Con esta aplicación, tanto los padres como los alumnos pueden comunicarse con el o la responsable del centro educativo y advertirle de forma anónima sobre un caso de acoso. Solo necesita introducir su PIN, pulsar un botón para introducir el nuevo caso, escribir el mensaje y enviarlo. Mediante la plataforma de Stop Bullying, los usuarios podrán interactuar, recibir asesoramiento y centrar toda la comunicación e información del centro a través del teléfono móvil.

Esta aplicación ayuda a los padres a iniciar una comunicación significativa con sus hijos, a compartir estrategias exitosas de prevención del acoso escolar en las redes sociales, entre otros. Además, Know Bullying proporciona información que permite detectar síntomas clave en su comportamiento.

Es importante que tanto padres como profesores tengan en cuenta que, con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, los problemas a los que nos enfrentábamos hace una década o 20 años han evolucionado.  Por lo tanto, es lógico decir que la forma de resolverlos y las herramientas que utilizamos para combatirlos deben cambiar de la misma manera. Esto no significa que debamos dejar de lado los otros métodos o modelos de prevención, sino que ambos modelos deben ir de la mano para poder ver resultados.

Y ahora, ¿la tecnología será tu aliada o tu enemiga?

Sofía Kong Pizarro

2 comentarios de “La tecnología también está en contra del bullying

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
Tengo una duda respecto a uno de vuestros libros. ¿Podéis ayudarme?